images-2

La quimioterapia es uno de los principales tratamientos oncológicos. Alberga un conjunto de medicamentos que tienen la función de detener a las células que se están multiplicando aceleradamente, cómo lo hacen las células cancerosas. Cuando los medicamentos de la  quimioterapia ingresan al cuerpo y bloquean el crecimiento de los elementos que se multiplican rápido, también afectan a las células sanas y detienen su renovación.

Esta es la razón por la que algunas veces cuando una persona recibe quimioterapia puede experimentar caída del cabello, anemia (es decir disminución del nivel de hemoglobina), disminución de las defensas del cuerpo (los médicos lo llaman “neutropenia“), riesgo de sangrado debido a baja en el número de plaquetas, molestias o heridas en la boca, diarreas, náuseas o alteraciones en la piel.

Hoy existen muchas maneras para lograr que estos efectos no pongan en riesgo la vida ni la comodidad del paciente.

Respecto a las molestias gastrointestinales que produce la quimioterapia tenemos al alcance fármacos que ayudan a controlar las náuseas hasta el punto en que muchas veces la persona no tiene ningún cambio su apetito. ¡Incluso hay quienes llegan a tener más hambre pues el cáncer era el que les quitaba las ganas de comer.

P1120053
Los cuidados en tu alimentación te permiten recuperarte y tolerar mejor tu tratamiento.

 

La alimentación es parte importante en la recuperación y continuidad al tratamiento del paciente oncológico. Mantener un peso adecuado y conservar una dieta balanceada ayuda a mejorar la respuesta y la tolerancia al tratamiento antineoplásico, previene el deterioro de la calidad de vida, así como disminuye el tiempo en el ambiente hospitalario y los costos que generan los cuidados de la salud.

Recuerda que una de las cosas más importantes en la alimentación de la persona que recibe cualquier tratamiento contra el cáncer es mantener las mejores condiciones de higiene posibles, tanto al preparar los alimentos, como a la hora de comerlos.

 

 

Algunos consejos para nuestra alimentación durante el proceso de la quimioterapia.

Te damos algunas sugerencias de acuerdo a las circunstancias que se vayan presentando.

  1.  Si hay disminución en el apetito.

–        Hay que planificar las comidas con un horario preestablecido que podría ser preparado desde el día anterior.

–        Se recomienda tener a la mano antojitos como galletas, caramelos, budines, gelatinas, cereales, yogurt o granola.

–        Hay que tratar de comer más en el desayuno.

–        Intentar comer entre 5 a 6 porciones pequeñas de alimentos al día.

–        Probar sabores y productos nuevos porque pueden estimular el apetito.

–        Tomar líquidos por lo menos una hora antes o después de la comida. No junto con ella.

–        Tratar de comer los alimentos fríos o a temperatura ambiente para que los aromas no molesten.

–        Respirar profundamente y despacio si hay náuseas.

–        Si las náuseas son un problema durante la mañana tratar de comenzar con alimentos secos, como cereales, pan tostado o galletas, a menos que se tenga la boca seca.

–        Utilizar ropa ligera y cómoda. No ajustada.

–       Aprovecha los momentos en que sientas hambre. En este momento puedes comer la comida más importante del día.

–       Disfruta de tus comidas, la visualización de pensamientos positivos ayudan, procura que tu alimentación se de en una atmósfera placentera, relajada y en buena compañia.

–       El ejercicio moderado como el caminar, la distracción a través de la lectura de un libro interesante, escuchar música agradable antes de comer puede ayudar a mejorar el momento de la toma de alimentos.

 

2.  Si es que hay dificultad para comer  ( dolor al comer)

 –        ¡Pedirle al médico que nos revise! A veces hay infecciones que son las causantes de esta molestia. Luego:

–        Probar alimentos blandos.

–        Preparar batidos ricos en calorías y proteínas. Por ejemplo batidos de frutas, clara de huevo, leche, entre otros.

–        La leche es una fuente importante de proteínas, minerales (como el calcio) y de calorías.

–        Tomémonos el tiempo necesario para masticar bien los alimentos.

–        Es posible cocer al horno las manzanas o peras, así como preparar un dulce de membrillo, que tiene sabor y una consistencia bastante agradables.

Además:

 –        Evitemos casino online las comidas picantes o muy condimentadas.

–        Una buena ingesta constante de líquidos. Los licuados o zumos de hortalizas, como la zanahoria y los jugos de frutas como la manzana o pera son buenas alternativas. También ayudan las infusiones y el agua natural.

–        Tratemos de no ingerir alimentos grasosos o frituras, así como tampoco aquellos que estén muy azucarados.

–        Prefiramos raciones pequeñas en lugar design schools faculty and the classroom experience is facilitated by rising-star d. de platos grandes. Se pueden repetir varias veces a lo largo del dgfev online casino día.

–        No hay que comer rápido.

–        Evitemos acostarnos inmediatamente después de comer. Es mejor permanecer al menos una a dos horas sentados o de pie para no favorecer el reflujo (retorno) de los alimentos.

–        Se puede acompañar el momento de los alimentos con música suave y agradable o leyendo un buen libro.

 

3. Si se presentan diarreas debido a la quimioterapia.

–        En estos casos hay que evitar los alimentos picantes y los que están bastante condimentados.

–        Disminuir las frutas, verduras, semillas y frutas deshidratadas, como las pasas, guindones o nueces.

–        Evitar las frituras y las bebidas gaseosas.

–        Disminuir las bebidas que estén en temperaturas extremas (ni muy calientes ni muy frías)

–        Evitar los postres pesados, como aquellos muy recargados de azúcares o con alto contenido de productos grasos como lo son la leche y sus derivados.

–        Disminuir los lácteos y las bebidas con cafeína, como el café, el té y algunas gaseosas.

–        Ayudan los preparados de panetela de arroz.

–        Comunicar este evento al médico.

 

4. Sugerencias en el caso de estreñimiento.

En algunas personas se pueden producir cuadros de estreñimiento debido al tratamiento con quimioterapia, a la acción del cáncer o al estado de reposo en que el paciente se encuentra por necesidad.

–        Aumentar la cantidad de líquidos en el día.

–        Aumentar la porción de vegetales, frutas y cereales integrales.

–        Tratar de realizar el mayor movimiento en la medida de lo posible.

–        Si se toleran bien, añadir lácteos en sus diferentes alternativas de presentación (leche, yogurt, queso, etc.).

–        NUNCA utilicemos enemas o supositorios para solucionarlo. Antes hay que consultarlo con nuestro médico.

 

5. Si hay heridas en la boca (esto se conoce como “estomatitis”).

–        Te recomendamos una alimentación blanda, en base a purés y jugos.

–        En estos casos si hay que evitar los cítricos.

–        Pueden ser de ayuda los suplementos nutricionales.

–        Nuevamente, comunicar este evento al médico. Puede recomendarle el uso de enjuagues bucales para ayudar aliviar el dolor.

–        Podemos usar cremas humectantes para los labios pues a veces se agrietan y causan dolor.

–        Hay que hidratarse adecuadamente. Beba líquidos lo puede hacer utilizando sorbete o cañita para ayudar a que los alimentos no toquen el área irritada o dolorosa.

–        Evite los alimentos extremadamente fríos o calientes.

 

6. Si hay alteraciones en el gusto.

 –        Realizar los enjuagues bucales con bicarbonato o sal como lo señalamos en la recomendación anterior.

–        Se recomiendan los cubiertos de plástico si tiene sabor metálico en la boca cuando come.

–        Llevar siempre caramelos de menta o limón para mantener fresca la boca.

–        Añadir hierbas y aderezos a los alimentos para realzar el sabor. Intente agregar albahaca, orégano, romero, menta, etc.

–        Se recomienda comer abundantes frutas frescas, de preferencia frutas cítricas sino no presenta dolor o heridas en la boca.

–       Coma los alimentos fríos o a temperatura ambiente.

 

Es importante mantener una buena alimentación mientras recibas el tratamiento oncológico, ya que puedes experimentar muchos efectos secundarios, estas recomendaciones pueden ayudarte a aliviar las molestias que se presenten después de tu quimioterapia. Tienes más dudas y no sabes cómo ayudarte o ayudar al familiar que tiene esta enfermedad contacta con nosotros.

 

cancer_adolescentesSiempre hay alguien a quien regalarle tu próximo esfuerzo. No estamos realmente solos.

 

 

 

 

 

3 thoughts on “Nuestra alimentación después de la quimioterapia

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *