Los pulmones son estructuras anatómicas de origen embrionario endodérmico, pertenecientes al aparato respiratorio, se ubican en la caja torácica. Pesan poco más de 500 gr cada uno, rodean al corazón y son cubiertos a su vez por una delgada membrana que los protege y lubrica externamente a las que conocemos como Pleura.

 

La unidad funcional de cada pulmón es el alveolo respiratorio, que es una estructura microscópica (caben unos 250 por mm3) y está revestida por células epiteliales cúbicas.

 

Los dos pulmones están formados por cerca de 500 millones de alvéolos. En cada uno de ellos se realizan los procesos de recambio del dióxido de carbono y son reemplazados por oxígeno del ambiente.
Los dos pulmones están formados por cerca de 500 millones de alvéolos. En cada uno de ellos se realizan los procesos de recambio del dióxido de carbono que se produce en todas las células del organismo como efecto de su metabolismo y son reemplazados por oxígeno del ambiente para la purificación de la sangre.

 

Cada pulmón tiene aproximadamente unos 250 millones de alvéolos. Estas estructuras son las que realizan la función asignada del intercambio del dióxido de carbono que se producen en las células del cuerpo y reemplazarlo por el oxígeno existente en en el medio ambiente.

Además de esta labor, los pulmones albergan células del sistema inmunológico como distintos de linfocitos y polimorfonucleares que acuden ante la presencia de citoquinas generadas por los neumocitos alveolares, segregan inmunoglobulinas secretorias como la IgA, surfactantes A y D, especies reactivas de oxígeno y otros péptidos y proteasas.

 

Los pulmones participan del sistema hormonal a través de la activación del eje renina – angiotensina – aldosterona, que permite una efectiva regulación de la presión arterial.

 

Regulan el equilibrio ácido base a través de la respiración sistémica y celular, contribuyen a la eliminación de algunos productos farmacológicos y participa en el metabolismo lipídico.

 

Permiten la fonación y la regulación de la temperatura.

 

El amplio rango de funciones que ellos desempeñan nos avisan de cómo el cuerpo se ve afectado cada vez que los pulmones se afectan de enfermedades de diversos tipos.

 

Los pulmones pueden sufrir de:

– Infecciones, desde los comunes cuadros de bronquitis, neumonía, hasta tuberculosis.

– Depósito de carbón. Esto se llama “antracosis” y puede afectar su capacidad oxigenatoria.

– Enfisema, que consiste en la pérdida de la elasticidad pulmonar debido al daño de los alvéolos.

– Neumotórax, que se refiere al ingreso de aire hacia el tórax, producto de la ruptura de la membrana pulmonar que los envuelve (la pleura).

 

Dentro de los alvéolos pueden depositarse agentes infectantes (bacterias, virus), carbón, polvo y diversos materiales que pueden ocasionar problemas para la ventilación.
Dentro de los alvéolos pulmonares pueden depositarse agentes infectantes (bacterias, virus), carbón, polvo y diversos materiales que pueden ocasionar problemas para la ventilación.

 

 

4
Déjanos un comentario

avatar
2 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Oswaldo GradosEnrique Valenzuela Q.CEFERINO ALVAREZ RODRIGUEZ Recent comment authors
CEFERINO ALVAREZ RODRIGUEZ
Invitado
CEFERINO ALVAREZ RODRIGUEZ

Ha que es debido la producción excesiva de mucosidad . Es como consecuencia de padecer EPOC?. Cuando me viene un a flema me produce un a tos insoportable.

Enrique Valenzuela Q.
Invitado
Enrique Valenzuela Q.

Tengo a mi hija con problemas respiratorio, actualmente esta conectada a un respirador y los pulmones están inestables.
Puede ser Enfisema o algo similar.
Necesito ayuda para saber que hacer y que sus pulmones vuelvan a funcionar normalmente.